Loading: “Somos asistentes, no sirvientes”. Uno de los empleos más solicitados de Estados Unidos expone los fracasos del sistema educativo